Sin ánimos y ofender

Escrito en septiembre 1, 2014.

Si digo que sí, estoy siendo muy permisiva. Si digo que no, estoy siendo muy pesimista. Si tengo mucho ánimo, estoy siendo egoísta y si no tengo ánimo, no soy lo suficientemente agradecida.  Y dicen que debemos ser felices con nosotros mismos, porque nacimos solos y nos vamos solos. Porque si no nos queremos no podemos querer. Si no encontramos nuestros sueños, no podemos ayudar a encontrar los sueños de otro. Pero si hay que ser felices con nosotros mismos, ¿cómo es que todo el tiempo estamos haciendo las cosas mal? Pero también dicen que darse un break no es la solución, que uno se puede encontrara a sí mismo, en medio de tantas redes y tanta mal información. En medio de la apariencia, de la fotito y de los selfies . En medio de las parejas disparejas y los matrimonios express.  Que en medio de tanto disturbio y el afán del día a día uno puede sacar tiempo para estar solo y conectarse consigo mismo. Dicen también que  hay que disfrutar la vida, correr, tomar sol, tirarse en el césped, sentir el viento, ir a pasear… Dicen y ya de tanto decir me marean. ¿Qué pasa con los que no sabemos a dónde ir? ¿Qué pasa con los que queremos ir encontrando los caminos de a poquito? ¿Qué pasa con los que estamos “cansados” de esperar? A nosotros nos dicen, que el que se cansa de esperar pierde. Que hay que tener paciencia, que las cosas llegan cuando uno menos se las espera. ¿Y si ya no espero nada, también llegan?  Entonces estamos esperando sin saber qué esperamos. Una sorpresa agradable o una despedida. O un reloj que a las 12:00 suena para dormir, pero nunca te duermes.  Porque a las 12:00 es que empiezan tus pensamientos a contarte las cosas que no te quieres contar. A desarmar cada uno de los muros que tiraste durante el día, para que no duermas, para que no sueñes tranquilo. Para que una pesadilla te diga todo, absolutamente todo lo que te tienes que arreglar.

Si de algo estoy segura es que me gusta como soy y sin ofender aunque ofenda no quiero cambiar.

Anuncios

Random 02

Let me be the light behind you
that covers your shadow
and disappears it

Let me be the warm on your skin
blowing away the cold
so you feel me

Don’t know where to be
or what to believe
there is no exit door
no backup plan
just you and me
until you decide
just you and me
as if we can’t hide
there is no goodbye
no “I miss you tonight”
just you and me
until the end of time
just you and me
like we survived


 

Déjame ser la luz detrás de ti
que cubre tu sombra
y la desaparece

Déjame ser lo tibio en tu piel
soplando lejos el frío
y tú me sientes

No sé dónde estar
o qué creer
no hay puerta de salida
no hay plan de seguridad
sólo tú y yo
hasta que decidas
sólo tú y yo
como  si no nos podemos ocultar
no hay  un adiós
ni un  “te extraño esta noche”
sólo tú y yo
hasta el fin de los tiempos
sólo tú y yo
como si sobrevivimos

Los escritores y poetas

Los escritores y poetas son artistas.

Así como un pintor plasma un paisaje triste, tal vez no porque se sienta melancólico, tal vez es porque quisiera inspirar a alguien o que alguna vista curiosa se sienta identificada y ame su arte porque le ha tocado lo más profundo del corazón.

Los escritores y poetas escriben sin parar y sin vergüenza.
Aunque nadie los lea, aunque todos lo entiendan.

A veces solo necesitan deshacerse de un pensamiento, llamarlo musa efímera y contárselo al mundo a ver que tal. A ver si ese verso encuentra un alma marchita y la florece. A ver si alguien encuentra reflejado en esas palabras exactamente lo que siente.

Para ser admirado…para no dejar que se oxiden los dedos…para practicar la sutileza de componer con los verbos. Como un músico que perfecciona su técnica no porque le gusta, sino porque quiere ser maestro.

Los escritores y poetas no tenemos miedo.
No nos importa que alguien se enamore de la vida que existe en cada letra discordante.
Queremos que alguien, alguna persona, se dispare con las palabras que ha leído en lo más profundo de su alma, mil reflejos de la noche. Que se dispare a decirle a su amada, con las exactas palabras que copia de nosotros, lo que nunca supo expresar.

Cuando los escritores y poetas se enamoran…nacen huertos en el medio del camino. Regalan versos que estuvieron escondidos. Gritan, vocean a un anónimo que nadie sabe ni conoce. A ver si despierta, a ver si recurre a su inocencia. Le nacen mil versos por segundo, le brotan de los dedos, no se paran. Ya sean dos sílabas o mil palabras, tienen que dejarlas escapar…y las comparten. Porque sienten que es su mejor trabajo. Yo si creo que los escritores y poetas cuando están enamorados se intensifican, hacen sus mejores obras, vuelven los párrafos en cielo y los puntos en aves. Digno de verlo. El amor nos cambia a todos. Artistas y mortales, ingenieros y plomeros. Artesanos y poetas.

Los escritores  y poetas tienen un orgullo escondido. Sus corazones palpitan cuando saben que han podido llegar con sus palabras a los sitios más oscuros de la gente. Y esto es incontenible. Tal vez las palabras se tornan anzuelos, pero ¿ acaso cualquier cosa no puede convertirse en anzuelo? Mas no importa, no importa porque el alma no está escondida.

Los escritores y poetas no respiran, escriben. No se puede contener la respiración, no se puede dejar de escribir. Pues es el único medio que les permite seguir vivos y no explotar internamente las emociones que constantemente, en sus mentes, se convierten en palabras y los agobian.

WRITERS love WITH HEART, SOUL AND WORDS..and that last thing certainly lasts forever.

Random 01

I surprised myself
trying to fulfill the night
with your voice,
soundly and calm,
coming from the echo
of my memories.

If there is something i want
it’s clearly to feel my tears
running through your hands
just because you are
holding my head
while I try to pull down the moon
for us.

Cada instante

Cada instante he de recuperar lo que no ha sido de ti

inventarme que las cosas pasan por una razón

que creamos un nuevo país 

y los faroles iluminan secretos

los carros andan solos porque ahora todos caminan

agarrados de mano como si más nada importara

sin miedo de encontrarse porque todos se encuentran.

Cada instante he de recuperar lo que no has dicho

escribir esas palabras en el lienzo del viento

sentirme abrazada y querida

reanudar conversaciones que nunca ocurrieron

y enamorar mi alma con canciones viejas.

Cada instante he de perder un instante

o un  principio para la historia que nunca termina

o tal vez estoy ganando lo que nunca he tenido

conquistando lugares, poniéndome de rodillas.

Cada instante  es un instante menos

¿acaso no ves que se nos agotan?

mientras tanto estamos haciéndonos los ciegos

minuto a minuto, gota tras gota.

Y el día que llegue la muerte a buscarme

los instantes que tenga guardados conmigo

¿serán tuyos y míos o tan sólo míos?

¿o del pedazo de mí que nunca pudo irse contigo?

Y en ese momento no valdrá lamentarse

lo que fue, lo que no, lo que pudo haber sido.

Mañanas y tardes, minutos y horas

tenemos entre el alma un tesoro escondido. 

9 Things My Next Boyfriend Should Know

I’ll drop this here… nice and clever post 🙂

Thought Catalog

Dear Future Boyfriend,

Hi! I’m not sure if I met you already, but I’d like you to know a few things about me. I am both a blessing and a curse. Well, more of a curse, but I’m nice and loving, and probably the best girlfriend you could possibly ever have. Trust me! Everything will be worth it. Actually, I am worth it. I just hope that you can tolerate all the shit I’m gonna put you through.

1. Understand pre-, during, post-menstrual instabilities

I’m a mess when I have my period, so please make me feel pretty and loved. I’m also a bit sensitive and emotional (well, actually A LOT), so I’ll be needing all the hugs and kisses you can give. Or whatever, just be there for me!

2. Sometimes, the best things in life are free.

I hope you know that I prefer dates over gifts…

Ver la entrada original 716 palabras más

Miles

Miles de horas han pasado
timbres en mis oídos
macetas rotas
rojos labios
piel de gallina

Miles de lugares he visto
entre tus ojos y mis ojos
un lunar 
el sudor
y las sombras… 

Admito

Admito que es muy fácil. Admito que la noche me atortola. Admito que mientras dormías, yo alucinaba, yo soñaba con las olas y chocaba, como las olas, con tus besos de tormento.

Y mi piel se erizaba con el aire tuyo hasta convertirse en laberinto de mentiras piadosas. Otra gaveta que nunca más se puede abrir, que esconde palabras que nunca se dijeron y profecías de falsos profetas.

Me arropo con las estrellas que vas dejando, que no se sabe si ya están muertas, o si acaban de nacer. Pero sus luces tenues se asemejan a la luz que escondo en mi melancolía, la luz que guardo de las noches frías.

Admito que es muy difícil. Admito que tus ojos me atortolan. Admito que mientras hablabas, yo me contenía, yo amarraba mi lengua con los pájaros y volaba, como el viento, con mis palabras benditas, como las nubes, con mis manos rotas. 

Sombras

Te lo advertí. Esas sombras se iban a quedar entre nosotros. No siempre estarían detrás o delante, ahora están dentro de ti y de mí y nos entorpecen. Cuando caminamos por la calle, la luz de los faroles se apaga. ¿Acaso hemos creado cenizas que adormecen lo que somos, que ensucian lo que queremos, que mienten por nosotros? Es tan fácil sentirse herido y acongojado. Pero levantar la frente, no fruncir el ceño, abrir los ojos es una acción que nos cuesta la eternidad.  Ya veo que  las sombras si se apoderaron. Soplan esas cenizas a nuestro alrededor  y ni tú ni yo podemos descifrar si renace o no renace el misterio. Pasadas las horas donde nos rendimos, vuelven la culpa y la miseria. Se sientan a mi lado y tú solo observas como consumen lo poco que me queda. Ahora recuerdo que había guardado, cuando aún nos quedaba tiempo, una pedazo de luz para un día en penumbra…el problema: la salvé dentro de ti.