Un sentimiento

No es cuestión de tiempo ni momentos, un sentimiento lucha contra todo eso y crece bajo un árbol y en la sombra despierta.

Cuando duermo, deja un ojo abierto.
Cuando llora, llora también con la razón,
y cuando grita, se escuchan sus voces hasta la última estrella del universo.

Les digo también no es cuestión de orgullo
porque lo más puro es honesto, sincero y desinteresado.
Bien podría amanecer cantando al compás de la felicidad compartida,
o bien, si es necesario derramaría la lágrima más blanca de tristeza y acompañamiento.

Yo les aseguro, un sentimiento puede nacer en el arroyo, pero solo crece en el vasto mar, y allí en las corrientes, con sus altas y bajas, con la lentitud y rapidez de las aguas, con las olas majestuosas e indelebles moja cada centímetro del corazón, calma la sed de la razón y ahoga las dudas.

Anuncios
Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s